Villa General Belgrano
Córdoba - Argentina - Valle de Calamuchita
Por Marta Freytes de Vilanova

mfvilanova@calamuchitanet.com.ar
“A medida que las familias entrevistadas –me refiero a los pioneros, sus hijos, sus nietos y bisnietos -, iban debelando sus aconteceres y me regalaban sus vidas, corrían a despertar las imágenes dormidas en viejos albumes humedecidos con lágrimas de añoranzas y sabor a tradición.
... Esas imágenes les pertenecían por ser parte de la memoria personal y al compartirlas, sin decirnos palabras, ya presentíamos que el valor testimonial las había transformado. A partir de entonces las fotografías desde su silencio eran atalayas de un pasado vigente e iniciaban el camino significativo de la historia.
... Sus márgenes contundentes no las limitan, se expanden e hilvanan comenzando una suerte de nueva respiración, un proceso abierto en el transcurso del cual, como faros de la memoria colectiva, nos permitirán reconocer y aprehender cómo nace, se desarrolla y consolida el turismo en Villa General Belgrano y cómo se configura la identidad social y cultural cristalizada en el concepto de tradición y patrimonio.”


El viento es el conductor silencioso de esta balada de encuentro con lo que fue y con lo que sigue siendo el pueblo; y pone al descubierto la aventura de sus hombres, criollos y extranjeros, que en un ejercicio firme de voluntad, esfuerzo y dignidad hicieron su entrega personal para que el mismo se desarrolle y brinde a quienes se acercan una entrañable sensación de protección y abrigo.


CAPITULO 1
Que el tiempo no engendre el olvido

“Los primeros habitantes de la zona fueron los comechingones quienes pasaron por diferentes etapas o fases evolutivas en la constitución de sus sociedades. Con un poco de humor podemos afirmar que fueron los primeros turistas ya que en sus periódicos desplazamientos, atravesaban por senderos que luego se convertirían en caminos de paso Obligado en sus viajes entre los Valles de Calamuchita y Traslasierra.”

    



CAPITULO 2
Desafío al tiempo y al olvido 1850 - 1930



“ El tiempo fue dando paso al rancho. El criollo, hombre reservado y taciturno, con actitud generosa y hospitalaria, dejaba transcurrir sus días junto al fogón que no debía apagarse ni aún en ausencia de los jefes de familia.
Las circunstancias socio-históricas del país los fueron avasallando, y tras hacerlos sentir burlados en su confianza los transformaron en seres silenciosos, casi hoscos, sufridos, con cierto resentimiento que los hacía irónicos y pendencieros en el trato.”

   



CAPITULO 3
Tiempo de inquietudes 1930 - 1933



“Hombres y mujeres van llegando, sacan el alma de sus valijas y arcones y en un gesto
de autoafirmación trepan las sierras. Con la presencia de los extranjeros centroeuropeos inmigrantes, el entorno entra en un proceso de reafirmación, contagio y vínculos. Desaparecen los matorrales, zarzas  y montes bajo el peso de las hachas y el arado comienza a dibujar los surcos profundos y húmedos.”

   



CAPITULO 4
Y empezamos a ser lo que somos 1933 - 1936



 
“El pequeño paso para un gran paso se produjo cuando llegaron las vacaciones. El pueblo se llenó de niños y esa fue la oportunidad que se abrió paso entre los manzanares y las quintas. De un intento fallido nació un impensado camino de prosperidad y progreso: Las Colonias y Hogares de Vacaciones."

   



CAPITULO 5
Época de afiebrado quehacer y sostenido crecimiento 1936 - 1940



“Ya hay veraneantes que pasean por senderos y caminos y los habitantes construyen una nueva fisonomía, entre milagros, fatigas, dudas y fracasos.Ellos advirtieron que no se trataba de un hecho pasajero.
Las divisas que dejaba a su paso el turismo les hicieron comprender que si bien el fenómeno era complejo y cambiante, poseía un futuro de insospechado crecimiento. Y no pusieron límites a su creatividad en la transformación de la pequeña aldea."





CAPITULO 6
Impronta de los marineros del Graf Spee 1940 - 1946



“Podemos decir que con la llegada del los marineros del Panzerschiff Admiral Graf Spee se produce en la historia evolutiva del turismo un quiebre de tal magnitud en la historia que los turistas creen que esta comienza a partir de la presencia de los marineros.
Sabe destacar que con la llegada de ellos se inicia, sí, el turismo de masas, el turismo industria, el turismo con fines comerciales.
Cambia el sistema de aprovisionamiento, se enriquecen los servicios de transporte y alojamiento, surgen pequeñas empresas , se incrementa el número de visitantes nacionales y extranjeros que atraídos por los acontecimientos y por lo que la imaginación popular era capaz de crear en torno a estos jóvenes que habían combatido en la contienda mundial y que perteneciendo al régimen hitleriano, vivían en un campamento y trataban de integrarse a una comunidad tranquila, que a partir de 1941 habría de llamarse Villa General Belgrano.”

   



CAPITULO 7
Proceso integrador de pequeñas y grandes historias 1946 - 1956



"Terminada la guerra mundial, el pueblo avanzaba con paso firme y seguro convirtiéndose en un polo de atracción turística interesante por sus particularidades arquitectónicas, paisajísticas, gastronómicas y culturales.
Los mecanismos de concertación y difusión fueron incrementando el flujo vacacional de ciertos estamentos sociales, transformando el lugar en un CENTRO TURISTICO, un espacio que contó con un amplio radio de influencia y con atractivos de tipo y jerarquía suficientes como para motivar el desplazamiento de visitantes.
Este desarrollo y afianzamiento, con sus movimientos de avance y retrocesos naturales, le ha valido a Villa General Belgrano el reconocimiento del que goza en la actualidad.”





CAPITULO 8
Villa General Belgrano, su identidad vertebrada 1956- 1973



 “ Tras desarrollar los atractivos de sitio, tanto naturales como culturales, el lugar consolidó sus caracteres y logró imponer su imagen vital en el mercado turístico.Por eso no causa extrañeza ver abrirse el círculo y comprobar cómo la acción se torna contundente y se potencia el aprovechamiento de los recursos.
Los actores involucrados, que no permitieron el encasillamiento, que fueron hombres creativos, flexibles y dinámicos, promueven debates participativos tendientes a encontrar las formas de sostener la calidad y la hospitalidad al mismo tiempo que incrementan armónicamente la demanda turística.
Impulsan entonces el turismo espectáculo de asistencia masiva cuidando especialmente el momento de transición sin perder lo que los hacía valiosos: su identidad. Surgen entonces los EVENTOS bajo la denominación de LAS FIESTAS. ”

 



El libro consta de 315 páginas, guarda un archivo fotográfico de 344 imágenes, cada capítulo posee un texto especial titulado “Con sabor a curiosidad “ y cierra con el paralelo en imágenes y textos de un “Pasado Presente”.

El mismo puede adquirirse :
En Villa General Belgrano en Librería 7 Enanos, Regalos Graf Spee, Polirrubro Die Treppe y Librería Papier.
En Santa Rosa en Librería Crisol.
En Córdoba en Maidana Libros y Tienda de la Ciudad
Y por Internet a la dirección de correo
 mfvilanova calamuchitanet.com.ar




elsitiodelavilla

Villa General Belgrano

Córdoba - Argentina - Valle de Calamuchita

Hecho en VILLA GENERAL BELGRANO - CÓRDOBA - ARGENTINA
elsitiodelavilla.com de Ricardo A. Ramos
Mariano Moreno 17
(5194) Villa General Belgrano

info@elsitiodelavilla.com
Habilitación Municipal N° 1806
Todos los derechos reservados

Envíe sus consultas por alojamiento directamente a los establecimientos.